El Lago de las Almas



(The Lake of Souls)
Triología Destino de Vampiros
Darren Shan - Libro 10

La Muerte estaba en las cartas aquel día, pero ¿en las nuestras o en las de la pantera? Las panteras negras en realidad son leopardos. Si las miras de cerca, puedes ver unos tenues puntitos que se entremezclan en su piel. Pero créeme: ¡salvo en un zoo, nunca querrías estar tan cerca de una pantera! Se cuentan entre los mayores asesinos de la naturaleza. Se mueven rauda y silenciosamente. En un combate cuerpo a cuerpo, casi siempre salen victoriosas. No puedes escapar corriendo, porque son más rápidas que tú, ni tampoco trepando, porque también trepan mejor.

Lo mejor es no cruzarse nunca en su camino, a menos que seas un cazador experto en caza mayor y hayas venido armado con un rifle. Harkat y yo nunca habíamos cazado una pantera, y nuestras mejores armas eran unos cuantos cuchillos de piedra y un largo bastón de punta roma que servía de garrote. Aun así, allí estábamos, al borde de un foso que habíamos cavado el día anterior, contemplando al ciervo que habíamos atrapado y que estábamos usando como cebo, esperando a una pantera.

NO LEÍDO --> En mi lista de deseos. Sin información de compra en Chile.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu mensaje...

Llévame a tu blog...



Si quieres llevarme a tu blog, copia el siguiente código, agrega un gadget de HTML, pega el código y listo... Gracias por escogerme!