Bram Stoker, el Padre de los Vampiros


El personaje del vampiro surgió de la literatura con “El vampiro” (John William Polidori - 1816) donde surge la figura del “no muerto” con una imagen aristócrata, altiva y cruel, o con “Carmilla” (Sheridan Le Fanu - 1872), donde se representaba a un vampiro femenino con connotaciones lésbicas. Pero la novela definitiva sobre el mito del vampiro es Drácula (Bram Stoker - 1897), que ha servido de inspiración al mundo del cine, donde el personaje del vampiro se hizo mundialmente famoso y ha protagonizado cientos de películas.

El Drácula descrito por Stoker es calculador y cruel. Sus poderes sobrenaturales perduran en la memoria de muchos hoy día, como su capacidad de transformarse en murciélago o su debilidad ante los ajos, su fantasmagórico castillo en lo alto de una montaña y las marcas de sus colmillos en el cuello de sus víctimas. El vampiro de Stoker inicialmente no es romántico ni erótico, y esto es uno de los mayores cambios que ha sufrido el personaje. Otros escritores como Anne Rice y su vampiro Lestat han contribuido a ensalzar el mito del vampiro, donde sus novelas se centran más en los sentimientos humanos de estos seres y el erotismo que desprenden.

La primera versión cinematográfica de Drácula, la novela de Bram Stoker, se realizó en 1920, y fue realizada en Rusia, adaptada directamente del libro original. Lamentablemente, no se conservan copias de dicha producción. Un año después, se realizaría otra versión muda en Hungría, dirigida por Karoly Lajthay.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu mensaje...

Llévame a tu blog...



Si quieres llevarme a tu blog, copia el siguiente código, agrega un gadget de HTML, pega el código y listo... Gracias por escogerme!